LA CONVIVENCIA HUMANA

La convivencia humana es lo más difícil en este mundo, saber lidiar con los problemas propios y ajenos más aún. El proceso de nuestra vida depende mucho del carácter y personalidad que le concierne a cada uno. Hay personas que las tratas por primera vez y sientes como si la conocieras de toda una vida y hay otras que no la soportas ni por un instante. ¿Qué es lo que nos hace ser Simpáticos o Antipáticos?

Primeramente, la energía del pensamiento a pesar que no se puede ver con los ojos materiales, existe, está ahí y ella es emanada por nuestro cerebro como ondas que la otra persona capta y si ella se encuentra en la misma sintonía la aceptará, si no se encuentra en la misma sintonía la rechazará. Esto es lo que llamamos: Agradable y Desagradable.

Significa que los pensamientos de una persona emiten una música de heavy metal y la otra emite música clásica. Indudablemente van a chocar. En pocas palabras las dos personas sentirán y captarán la frecuencia y vibración energética que cada una de ellas exhala. Será pues, la primera captación energética que se tendrá de la otra persona.

Las relaciones humanas se basan en “Emociones” y son éstas las que se sentirán a través de la convivencia y se captarán por la “Intención” vibratoria cuando se piensan y cuando se transmiten.

Disgusto atraerá ---> malestar.
Violencia atraerá ---> choque.
Gritos atraerán ---> quejas.
Angustia atraerá ---> nerviosismo.
Ansiedad atraerá ---> agitación.

Si nosotros andamos nerviosos, alterados y preocupados por nuestros problemas personales, eso es lo que nuestras energías-pensamientos emitirán, las ondas vibratorias saldrán del cerebro en una forma estridente, ruidosa y altamente sonora. Los seres que nos rodean sentirán sin saber porque, un rechazo hacia nuestra persona. Lo que nosotros emitimos no les produce calma, sosiego y tranquilidad, al contrario, les produce: ansiedad, inquietud e impaciencia, que ni ellos mismos se explican por qué ni de dónde viene, entonces lo que vamos a conseguir es la huída de parientes, amigos, conocidos y vecinos.

Nuestra vida debe ir acompañada de Calma, Serenidad, Amor, Tranquilidad, Paz, Sosiego, Paciencia, Comprensión etc. Nuestras energías-pensamientos deben ser de alta calidad vibratoria. Esta es la manera de comunicarnos correctamente con el mundo y con los seres que nos rodean y esta es la forma de “Atraer” todo lo bueno hacia nosotros, repartiéndolo en nuestra vida, trabajo, amigos, conocidos y vecinos.

A veces sentimos a nuestros animalitos inquietos, agresivos y violentos, es porque los animales son seres muy sensibles a las ondas vibratorias que nosotros los humanos emitimos, ellos sienten quien los quiere y quien los odia, ellos tienen la capacidad de escuchar y percibir esas ondas distorsionadas y cuando las captan, lo expresan ladrando y gritando, tanto es así, que los animales son los primeros es captar cuando un desastre de la naturaleza se acerca, esto está probado científicamente.

Cuanto más fastidio sentimos con respecto a lo que nos rodea, atraeremos emociones adversas que nos afectarán en nuestra psiquis y en nuestro cuerpo material. Debemos comprender que nuestros Karmas, nosotros mismos lo causamos y generamos, si lo llegamos a comprender lo podemos transmutar en Dharma, significa entender lo negativo y transmutarlo en positivo.

Debemos tranquilizarnos en nuestra vida, tratar de vivir aceptándonos primero a nosotros mismos y amarnos mucho. No alimentemos la cólera la rabia, el odio, el cansancio, la irritación, el enojo, la antipatía y veremos que poco a poco todo el sufrimiento que nos causamos desaparecerá, los parientes nos buscarán, los vecinos nos saludarán, los amigos procurarán nuestra compañía, nuestro hogar será feliz… todo se apaciguará en nuestra realidad de vida.

Nosotros podemos transformar nuestra vida si lo queremos, todo depende de nuestro esfuerzo y voluntad y si lo logramos, tendremos una vida positiva y llena de amor, porque la convertiremos en: Bienestar y es esta cualidad, la que transmitiremos, porque nosotros y solo nosotros lo hemos conseguido por… Merecimiento.
Todo se atrae y se rechaza en el universo, ley axiomática universal.


Texto: Franca Canonico.
http://caminodelser.blogspot.com